China apuesta a fondo por la medicina tradicional china y hace saltar todas las alarmas sanitarias