Xiao Yao San, “Polvo para la relajación”